Higiene dental en lactantes y niños pequeños

Higiene dental en lactantes y niños pequeños

Escrito por Juan José Millán

Twitter: @webjjmiles


Con relativa frecuencia se escuchan muchas dudas que presentan muchos padres y profesores acerca del cuidado dental de los más pequeños. Las dudas van en muy diversos sentidos. No hace mucho escuchaba una conversación acerca del cepillado de dientes en los lactantes. ¿Es necesario que los bebés tengan higiene dental? La respuesta es sí. Desde el inicio de la erupción dental, es decir, desde la aparición del primer diente, conviene que apliquemos ciertas pautas de higiene muy sencillas como un cepillado de aquellos dientes que vayan apareciendo en dos ocasiones: una por la mañana y otra por la noche, siempre en horarios que no sorprendan al lactante dormido. Por la mañana tras su “desayuno” y por la noche durante el baño pueden ser momentos apropiados.
Es muy importante prestar atención a la aparición de los dientes. Obviamente todos los padres debemos llevar a nuestros hijos a las pertinentes revisiones pediátricas, donde se valorarán todos los aspectos, incluidos el de la dentición, no obstante, os facilito una imagen muy ilustrativa en la que aparece el momento de aparición de los primeros dientes y el momento en que esos dientes caerán para ser sustituidos por los dientes definitivos.

 desarrollo-de-los-dientes-temporales

¡Ojo! Cada niño se desarrolla a un ritmo diferente. Estos datos, igual que la mayor parte de los datos que se presentan sobre edades, percentibles, etc., representan los valores que la mayor cantidad de niños ofrecen, es decir, la mayor cantidad de niños (generalmente constituida por el 68% de la muestra de niños estudiados, presentan los valores que se establecen como normales, los valores promedios, no obstante, existe un porcentaje elevado de niños que se anticipan de forma moderada a estos valores (generalmente un 26%) y su desarrollo es completamente normal. Pero vamos más allá: hay niños que se adelantan o retrasan mucho (en torno al 4%) y su desarrollo sigue también siendo el idóneo. En esta explicación se fundamenta la necesidad de visitar al pediatra siempre que tengamos alguna duda o veamos que uno de los ritmos se sale fuera de lo esperado.
 
¿CÓMO REALIZAR UNA HIGIENE DENTAL APROPIADA EN NUESTROS BEBÉS?
Si iniciamos esta rutina desde el principio de la dentición, poco a poco se irá convirtiendo en algo habitual y no será complicado establecer el cuidado de los dientes cuando el bebé crezca y sea más complicado.
Para realizar esta higiene llevaremos a cabo un cepillado por las piezas dentales que hayan ido asomando. A día de hoy existen muchos recursos lejos del cepillo tradicional. Podemos encontrar en las farmacias unos pequeños guantes que son útiles para la higiene dental.
   
Guante higiene dental lactantes
Guante dental para bebés
 
El cepillo debe ser un cepillo infantil específico (pregunte en su farmacia si tienen uno específico para lactantes) y sin crema dental. A los dos años iniciaremos su aplicación, pero no antes. El cepillo debe ser de pequeñas dimensiones, con un cabezal adaptado al tamaño de la boca del niño y de una textura muy suave. A los dos años se aconseja introducir pasta dental con flúor, pero no antes.
 
No debemos obsesionarnos con realizar esta higiene en el baño, aunque según vaya haciéndose más mayor y dejando de ser bebé, sí conviene comenzar a hacerlo allí. Inicialmente vamos a enseñar a nuestro bebé las sensaciones del cepillado, para que lo viva como algo natural y como propio de su día a día. Posteriormente, a partir del año y medio comenzaremos a enseñarle la rutina de realizar en el baño.
Durante los primeros meses en los que llevaremos a cabo estas prácticas siempre comenzaremos a realizarlo de manera que sea divertido y agradable. Trataremos de envolver la actividad con misterio, en un ambiente divertido, sonrientes y tratando de esforzarnos porque cada vez que concluyamos esta actividad, nuestro hijo se lo haya pasado bien, le haya resultado atractiva la tarea y quede con ganas de repetirlo la próxima vez que la iniciemos. No conviene que convirtamos el cepillo de dientes que usemos en un juguete. Esto sería contraproducente. La actividad puede convertirse en algo agradable incluso con algún tinte lúdico, pero no es apropiado que el cepillo dental se convierta en juguete, por tanto lo usaremos nosotros hasta que pueda hacerlo él, pero para eso queda tiempo.
 

Podemos hacerlo en diferentes lugares de nuestra casa o del sitio en que nos encontremos en vacaciones o puntualmente. En casa vamos a seleccionar una estancia quesea confortable, con buena temperatura y con un ambiente que no genere estrés. Siempre que llevemos alguna actividad con lactantes o con niños pequeños tendremos que cumplir una regla de oro: debemos tomarnos el tiempo necesario para cada actividad. Las prisas no son buenas amigas en absoluto. Por tanto, dispongamos 

del ambiente y del tiempo apropiado. Resulta curioso pero el tiempo empleado hace que las actividades con niños pequeños y lactantes sean provechosas o no. La calidad del tiempo empleado es lo importante. SI disponemos de 5 minutos para esta actividad, vamos a aprovecharlos al 100% de la mejor forma posible aunque tengamos que salir corriendo después a trabajar. En cuanto al emplazamiento, si el cambiador sigue siendo un lugar placentero para el bebé, puede ser un buen sitio. Si no, busquemos algún sitio apropiado para dicha actividad contando con los aspectos previstos.
NIÑOS PEQUEÑOS
Posteriormente, a partir de los dos años, se recomienda el inicio de uso de pastas dentales ricas en flúor. Será importante centrarnos en premolares y molares según vayan saliendo. La superficie de estas piezas es más irregular y la zona de mordida es bien difusa, por lo tanto es muy propicia a la aparición de caries. Si esto sucede con las conocidas como piezas de leche, con la dentición definitiva este riesgo se amplía mucho más. Por tanto es realmente importante llamar la atención de nuestros hijos en esa limpieza.
Nuestro hijo necesitará ayuda para esta higiene dental hasta los 8 – 10 años. Podemos invitarle a realizar esta tarea junto a nosotros y que se fije en cómo lo llevamos a cabo. Es fundamental que le indiquemos cómo llevar a cabo su higiene dental.
Os dejo a continuación un vídeo que puede ser bastante ilustrativo para los adultos a fin de poder llevar a cabo un buen lavado de dientes.

No dude en acudir a su pediatra o visitar a su enfermera u odontologo ante cualquier duda pueda tener. La opinión de éstos es la única con valor real.

Deja un comentario